Os doy permiso… ¿O no?

Hoy he recibido un email de una conocida red social. Sí, voy a ser tan pedante como los informativos de la tele. Resulta que han seleccionado unas fotos de las que subí en su día a esa cosa y han hecho un “vídeo” con lo que llaman el “Día de la amistad”.

Dejando a un lado la cursilería repulsiva del vídeo en cuestión y la música totalmente opuesta a mis gustos, supongo que cuando me dí de alta autoricé a esta gente a generar aberraciones como la que me proponen.

FML… Por suerte queda poco para hive.ly…

Extensión para poner Google Chrome en “modo noche”

Con la extensión Deluminate para Google Chrome podemos poner el navegador en “modo noche” para que las páginas aparezcan con los colores invertidos: las páginas con fondo blanco y texto negro pasarán a tener fondo negro y texto blanco, mucho menos agresivo para los ojos.

Se hace un poco raro al principio, pero se acostumbra uno rápido y realmente se cansa mucho menos la vista.

Una aplicación imprescindible para Android: Llama

He encontrado una aplicación para Android que es una maravilla: Llama.

Es un gestor de perfiles de localización que te permite definir acciones a realizar en el teléfono según diferentes criterios (ubicación, hora, etc). Llevo poco cacharreando con él pero ya me he creado un perfil de sonido bajo y Wifi activado para cuando estoy en casa, sonido apagado entre las 24:00 y las 07:30 (también cuando esté en casa) y desactivar el Wifi al salir de casa (lo que supone un interesante ahorro de batería).

En definitiva, muy recomendable para quien tenga un móvil Android.

Bonus: el clásico vídeo que muchos recordaréis de Barrio Sésamo con la llama.

Por cierto, cuando lo vi en su momento (igual tenía yo cuatro o cinco años) no me di cuenta, pero este vídeo está lleno de contradicciones y es claramente inadecuado para ser visto por niños pequeños:

– La repelente niña Margarita dice claramente antes de empezar a cantar que la llama se llama Marichari, pero en la canción repite una y otra vez que su llama se llama “llama”.

– Margarita es una psicópata a la que no se le ocurre una fecha mejor para llevar a Marichari al dentista que en su cumpleaños. Es lo que todos los niños y las llamas quieren en su cumpleaños, que te hurguen en los dientes.

– En el video no intentan siquiera disimular el horrible chirrido de los instrumentos que usan para la limpieza de boca de Marichari. Grima 100% garantizada.

Cuando el todo es mayor que la suma de las partes

Hace poco nació mi sobrinita y fui a visitar a mi hermano y a mi cuñada. Encontré en la biblioteca de mi hermano el libro “Slash: De Guns N’ Roses a Velvet Revolver. La biografía” y me lo leí. Vaya vida ha tenido el bueno de Saul Hudson

A raíz de eso me dio por investigar un poco qué habían hecho los demás miembros de GN’R al dejar el grupo, en el que solamente queda Axl Rose. Todos han tenido otras bandas y han sacado discos. A lo largo de esta semana he escuchado a Slash en Slash’s Snakepit, Velvet Revolver y en solitario; a Izzy en Ju Ju Hounds y en solitario; a Duff en solitario y el último disco de GN’R Chinese Democracy y…

…no me ha gustado NINGUNO.

Están bien, son buenas canciones, pero ninguna me gustó realmente, ni fú ni fá, no me apetecía volver a escuchar ninguno de esos discos una vez había terminado. No me dejaron flipado como me dejaron flipado las canciones de los cuatro primeros discos de GN’R cuando las escuché por primera vez.

Ya me imagino lo que estaréis pensando: “A ver, Koas, cuado escuchaste GN’R por primera vez tenías 12 o 13 años, eras impresionable y todo te parecía la monda. Ahora tienes 35 y no te flipas tanto con grupos nuevos”. ¡Pues no! En los últimos años he descubierto grupos que no conocía y que me han flipado, así que no es por la edad.

Así que en el caso de GN’R tristemente el todo era mayor que la suma de sus partes. Hicieron la música que hicieron porque estaban juntos y cuando han intentado hacerlo por su cuenta el resultado ha sido muy inferior.

Por suerte esto no siempre sucede en los grupos de música. Cuando a Dave Mustaine le echaron de Metallica formó Megadeth y tanto Metallica como Megadeth pudieron hacer discos buenísimos. También pasó con Kai Hansen / Gamma Ray y Helloween. En estos dos casos fue una única persona la que se separó del grupo y montó otro que era igual de bueno o mejor que el que abandonaron mientras el grupo original seguía sacando discos buenísimos.

¿Por qué no pasó esto con GN’R? ¿Qué hacía que las canciones de los cuatro primeros discos fueran tan increíbles? ¿Por qué ninguno de ellos ha conseguido esa calidad en solitario? Puede que fuera la edad, puede que fuera porque se ponían hasta las patas de todas las drogas habidas y por haber, no lo sé.

Pero me pone de mal humor. Podría estar disfrutando de cuatro bandas buenísimas y en cambio solo tengo cuatro discos maravillosos que ponen un listón que sus propios creadores, visto lo visto, no volverán a alcanzar jamás.

 

Canciones que hice con el Scream Tracker

Hace muuuuuuuuchos años, cuando mi ordenador era un 386 con 4, ojito, 4 megazas de RAM y 33 MHz de velocidad de procesador 386, dedicaba los ratos muertos a hacer cancioncillas con el ordenador.

Para hacerlas usaba Scream Tracker, un programa hecho por un tal Sami Tammilehto, un figura finlandés (hay mucho que agradecer a Finlandia, desde Linus Torvalds a Stratovarius) que formaba parte de un grupo de demos que se llamaba Future Crew.

Estos Future Crew eran unos cracks. Hacían demos que exprimían toda la potencia de los procesadores de la época. Recuerdo que la primera vez que vi la demo de Second Reality (en el link se ve como video pero lo mismo que se ve en la pantalla estaba generado en tiempo real con un 386) me quedé flipado, para mí era incomprensible poder hacer esas cosas con el ordenador. Vale la pena verse los nueve minutos que dura la demo, pero si no tenéis mucho tiempo saltad hasta el minuto 1:38, con la música os engancharéis hasta el final.

Este Sami programó Scream Tracker para que lo usaran los músicos de Future Crew para hacer la música de las demos, e hizo público el programa. Yo lo conseguí con un disquete de una revista (¡1.4 MB de datos, cuidado!) y empecé a hacer cancioncillas.

La primera que hice fue en 1.995, y era una especie de canción ratonera que no tenía pies ni cabeza. Hice muchas, y una vez en casa de g puse una y le gustó, así que me he propuesto vencer la vergüenza que siempre da enseñar las canciones de uno y hacer una web desde donde se puedan descargar las canciones.

Pero solamente lo haré si consigo que en esta entrada haya cuatro comentarios o más. Así que comentad, o no, según veáis 🙂